Dislalia y Trastorno fonológico

 

La capacidad de pronunciación de los fonemas está a un nivel inferior al correspondiente a su edad cronológica. Incluye tanto errores en la articulación de los sonidos como problemas cognoscitivos en la categorización de los mismos. Puede haber omisiones de sonidos, y en los casos más graves el habla puede llegar a ser completamente ininteligible. Habitualmente los sonidos que no se pronuncian se sustituyen por otros o se omiten. Los que con mayor frecuencia presentas dificultades de pronunciación son: R – RR – S – L. También puede aparecer dificultad para pronunciar los sínfones y cambios en el orden de los sonidos.

Al trastorno fonológico se le suma la dificultad de generalización de los fonemas adquiridos al lenguaje, siendo sumamente importante el trabajo de la memoria secuencial auditiva y conciencia fonológica entre otros.

Tratamiento
El tratamiento consta del trabajo de la respiración y el  soplo, así como de ejercicios miofuncionales. También se contempla el trabajo de la conciencia fonológica y de la memoria secuencial auditiva. Posteriormente se realizan ejercicios directos  articulatorios de los fonemas alterados, y de la expresión dirigida, así como de su generalización en expresión espontánea.